La escuela y el ruido.


Entrar a una escuela y escuchar ese sonido inconfundible de las voces de los niños murmurando, una maestra explicando, un docente en el patio contando hasta diez es típico de la escuela; lo que no es normal es asistir a una reunión en la escuela con todo ese sonido de fondo o a una actividad de la escuela donde se realizan eventos y nadie escucha a nadie.

En varias escuela de una misma región se presenta este fenómeno, la maestras de ceremonias una docente grande de edad y estatura estaba completamente anulada frente a una veintena de padres de familia e igual número de estudiantes, de principio a fin de la reunión suplicaba, gritaba e imploraba silencio, que nunca llegó, pese a tener

En otra escuela de esa misma región  un evento de la escuela con puntos artísticos, poemas, discursos, etc, donde la maestra de ceremonia pequeñita, con amplía sonrisa mantenía a padres, estudiantes y vecinos pegados a la silla y en silencio... ante este panorama cabe la pregunta ¿quién genera el ruido? ¿quién mantiene la disciplina?

Es el mismo personaje: EL DOCENTE.

Sean directores o maestros,cuando se está frente a los estudiantes en la escuela la autoridad somos los profesores, el silencio no es malo en la escuela,momentos de silencio son vitales tambien para el aprendizaje,  la teoría constructivista del aprendizaje sugiere equipos de trabajo y eso supone barullo, ruido y charla, no debemos confundir los actos colectivos donde mostramos respeto a los otros escuchando en silencio. 

Cuando un docente toma el micrófono ante una audiencia grande o pequeña, el silencio debe empezar a imponerse de manera que en pocos minutos está listo para que se desarrolle lo que se tiene planeado, si en un acto multitudinario usted necesita estar pidiendo que se callen, que no se escucha, que por favor guarden silencio estamos mal, y debemos revisar nuestras acciones frente a ellos porque en definitiva no tenemos autoridad. 

Los salones de clases tambien deben tener espacios donde el silencio sea el protagonista, o se confundirá con un eterno recreo. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Nos sigues en Instagram?

@soydocenteblog