Los docentes y la cultura de la legalidad.


La sociedad tiene distintos actores sociales que definen el ser de la sociedad; los docentes somos los encargados  de una parte de la formación ciudadana de los futuros adultos de los países.

En ese sentido los  docentes somos los transmisores de la cultura de la legalidad, les invito a dar un  click en el link para refrescar lo que ya saben de este tema;  resulta muy deprimente descubrir que esos responsables educativos tienen serios problemas para manejar el tema y aplicarlo.

Un ejemplo que me pareció abrumador ocurrió en un país latinoamericano, donde se indicó desde el Ministerio de Educación, la utilización de un mapa geográfico correctamente diseñado en escala y distribución para enseñar el país, océanos y fronteras, los colegas pusieron el grito en el cielo y decidieron no utilizarlo porque están acostumbrados a otro mapa donde las proporciones son más cómodas para explicar y porque es el que más se ha utilizado, oposición a utilizar un mapa, oposición a obedecer una indicación lógica y geográficamente pertinente, ¿qué ocurre que nos resulta difícil seguir las indicaciones y cumplirlas?

Cuando los docentes queremos aumento salarial no logramos ponernos de acuerdo, por intereses diversos de sindicatos, personas o directivos... y difícilmente se ponen de acuerdo. Pero cuando de incumplir la ley se trata hay acuerdos casi unánimes, hace unos dias en un país latinoamericano se pusieron de acuerdo todos los docentes para no recibir capacitaciones, boicoteando su formación profesional alegando que  todos los temas propuestos, son para ellos poco llamativos ( la propuesta de temas era de 500 cursos aprox.). 

No se puede cambiar una sociedad, sin tocar a los docentes, a los estudiantes ... a la escuela.
Son las acciones que ocurren dentro y fuera de esta, las determinantes para convencernos que la cultura de la legalidad está olvidada o es una gran desconocida.

¿Cómo puede un docentes respetar y promocionar la cultura de la legalidad?
1- Conocer el reglamento institucional educativo y cumplirlo, sin adecuarlo a sus intereses, está hecho para ser cumplido no discutido.

2- Fomentar el cumplimiento de horarios, llegadas, reuniones, salidas, recreos, entregas de tareas, entregas de notas, etc. Evitar ser permisivo dando cinco minutos a los tardistas, o recibiendo tareas fuera de tiempo, hay excepciones pero en términos generales no propicie la informalidad. 

3- Reconozca las limitantes y los alcances que su profesión le permite, aunque seamos docentes no somos amos de la verdad absoluta, ceder, aprender y actuar con prudencia es importante para la sana convivencia y respeto de las normas.

Los docentes y la cultura de la legalidad aplicada y respetada cambiaría nuestras sociedades, un reto que muchos colegas aun no asumimos. 




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Nos sigues en Instagram?

@soydocenteblog